Hojas y comunicados

FRANCIA: LA GRAN FAMILIA PATRIARCAL

El pasado 7 de enero se publicó el libro La familia grande de Camille Kouchner que desvela los abusos que sufrió de niño su hermano gemelo por parte de su padrastro, el reconocido politólogo Olivier Duhamel.

El asunto ha desencadenado un terremoto social que sacude a la élite intelectual francesa pero no solo: miles de personas han contado en las redes sociales, con gran coraje, los abusos sexuales sufridos por parte de familiares, dando lugar a un nuevo Me Too en Francia (#Metooinceste)

Este caso nos dice cuanto La familia grande tiene que ver con la familia patriarcal que va más allá del tipo de origen o nivel social. Los datos atroces lo demuestran: entre 5% a 10% de la población francesa ha sufrido abusos sexuales durante su infancia, 80 % de ellos en el ámbito familiar (sabiendo que muchos no se denuncian).
En España las cifras son parecidas: la inmensa mayoría de los agresores (74%) pertenecen al ámbito familiar (en la mitad de los casos es un miembro de la familia) y son hombres en 98%. En cuanto a las víctimas, siete de cada diez son niñas, y su proporción aumenta a medida que se incrementa su edad, es decir, cuanto más cerca están de la adolescencia. Además, la agresión no es aislada, sino que en un 64% se alarga en el tiempo y se produce más de una vez (sobre todo si es un miembro de la familia).

El gobierno español ha aprobado la “ley de Infancia” en junio 2020 y uno de los cambios remite al plazo de prescripción de los delitos graves contra menores, como los abusos sexuales, que no empezará a contar hasta que la víctima haya cumplido los 30 años (frente a los 18 años anteriormente).
Nosotras junto a algunas asociaciones de víctimas estamos a favor de la supresión de este plazo de prescripción porque impide que muchos casos puedan ser juzgados, ya que las víctimas tardan años en ser capaces de afrontar o denunciar la experiencia sufrida. Hablamos de un daño interno en la integridad de la persona que es muy difícil de curar y en muchos casos una vez que se es capaz de afrontar ese dolor, ya ha pasado el plazo de prescripción.

De todas formas, sabemos que las leyes son importantes, pero no resuelven el problema de fondo. De hecho, algunas feministas insisten en que el debate no se tiene que centrar en cambiar la ley porque luchar contra la violencia no se trata solo de castigarla mejor sino de ser más consciente uniéndonos frente a la realidad patriarcal en que vivimos rompiendo con las complicidades de todo tipo. Es un tema todavía muy tabú y oculto por el cual es aún más importante luchar y dar a conocer.

Comprometernos establemente, por afirmarnos juntas, cada una a su modo, para ser más libres, nos parece fundamental. Contra el patriarcado y el racismo, en todas sus formas. Conócenos, te dejamos nuestro contacto.
queremoslaluna18@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s